Plantar un árbol: una acción concreta para combatir el cambio climático

Plantar un árbol: una acción concreta para combatir el cambio climático

A medida que el cambio climático avanza y sus consecuencias se vuelven más visibles, se evidencia que las acciones deben venir de todos los niveles de la sociedad para lograr contrarrestar sus efectos. En esta línea, es necesario que aparezcan nuevas iniciativas, y un estudio científico ofreció una de ellas: la plantación masiva de árboles.

Se trata de una de las formas más baratas de reducir el CO2 de la atmósfera para hacer frente a la crisis climática, según indica la investigación. Además, es algo que puede llevarse a cabo en cualquier lugar del mundo, e incluso puede surgir de los mismos ciudadanos.

En el estudio se hizo un primer cálculo de cuántos árboles más podrían plantarse sin invadir los cultivos, los terrenos privados o las zonas urbanas. El análisis encontró que hay 1.700 millones de hectáreas de tierra sin árboles en las que podrían creer naturalmente ejemplares jóvenes nativos.

Estas áreas de tierra fértil corresponden a aproximadamente el 11% de toda la superficie de la Tierra, un espacio equivalente al tamaño de los Estados Unidos y China combinados. Las áreas tropicales podrían tener un 100% de cobertura arbórea, mientras que otras estarían más escasamente cubiertas.

A medida que los árboles crecen, ellos absorben y almacenan las emisiones de dióxido de carbono impulsan el calentamiento global. La investigación, publicada en Science, estima que un programa de plantación mundial podría eliminar dos tercios de todas las emisiones de las actividades humanas que permanecen en la atmósfera hoy en día.

Algunos criticaron el estudio por considerar que solo plantar árboles, sin reducir masivamente las emisiones de carbono, no sería suficiente para contrarrestar los efectos del cambio climático.

OTRAS RAZONES PARA PLANTAR ÁRBOLES

Limpian el aire y te ayudan a respirar

No solo absorben CO2, sino también contaminantes como óxidos de nitrógeno, amoníaco, dióxido de azufre y ozono. Se estima que un árbol puede absorber casi 5 kilos de aire contaminado cada año y liberar 120 kilos de oxígeno.

Previenen la erosión del suelo y la escorrentía del agua de lluvia.

Durante las fuertes lluvias, la escorrentía del agua llega a arroyos, lagos y humedales, lo cual genera un riesgo de inundaciones. Las hojas en la copa de los árboles ayudan a amortiguar la lluvia que cae y sus raíces mantienen el suelo en su lugar, permitiendo que el agua se filtre en lugar de escurrirse.

Son buenos para la salud mental y física

Se ha comprobado que el solo hecho de ver árboles en áreas urbanas reduce el estrés, la ansiedad e incluso la tasa de criminalidad. Los jardines arbolados en los terrenos de un hospital aceleran la recuperación de pacientes hospitalizados.

FUENTE: https://www.bioguia.com/ambiente/plantar-arbol-cambio-climatico_49175908.html

Dirección:

  • Av. Amazonas N31-62 y Eloy Alfaro. Edificio Comonsa 1 (CEDATOS) Piso 7 Oficina 7A
  • (593 – 2) 2555-024 / 2231-660 / 2232-660
© 2019 Comafors- All Rights Reserved