¿Cuánto impacto causas en el planeta? La Huella Ecológica

Cuan importante se ha vuelto en estos últimos tiempos el cuidado de nuestro planeta y de todo lo que hay en él: el aire, el agua, la flora, la fauna, los bosques, y un sinnúmero de elementos más, los cuales  mantienen con vida a este hermoso lugar. Sin embargo, alguna vez nos hemos puesto a pensar  ¿Cuanto impacto generan  nuestras actividades en el planeta?, ¿Estamos haciendo algo realmente  relevante para cuidarlo? Estas preguntas no son comunes en nosotros, pero sin duda algunas son muy importantes y trascendentales  para  nuestra supervivencia.

Anualmente generamos cientos de miles de toneladas de basura, utilizamos autos contaminantes del  aire, productos  de origen vegetal, animal,  mineral, maderable y no maderable, los cuales antes de llegar a nuestras manos, pasan por un proceso de industrialización y transformación, lo que produce un gran impacto en el planeta.

Por esta razón, debemos ser más consientes de nuestras actividades, para tratar de no hacer tanto daño a nuestro querido planeta;  pero quieres saber ¿Cuanto impacto  causa en la planeta tu estilo de vida?, ¿Cuanto consumes?, ¿Cuántas hectáreas y cuánto espacio marino se requiere para generar todo lo que consumes y tiras a la basura? Todas estas interrogantes las puedes despejar, mediante un método llamado la Huella Ecológica, que es un instrumento que mide todo lo que el impacto que tú causas en el planeta en una unidad de área.

Por ejemplo, la huella ecológica calcula cuántas hectáreas de bosque se necesitan para capturar todo el Dióxido de Carbono que emites, cuántas hectáreas de tierra se necesitan para mantener todo el alimento que consumes y para mantener toda la vestimenta que utilizas, cuánta área se necesita para capturar todos los desechos que produces, entre otras cosas más.

La huella ecológica ha calculado que un estadounidense promedio consume cinco veces más de lo que el planeta dispone para cada uno, mientras que muchos países de África tienen una huella ecológica extremadamente pequeña. Si deseas calcular tu huella ecológica, ingresa a la página www.earthday.net/footprint/index.asp en donde podrás responder preguntas acerca de tus hábitos de consumo, transporte, vivienda y desechos, lo que te permitirá conocer cuán amigable eres con nuestra tierra.

Responsarbolidad

Con el crecimiento  de la población, el ser humano ha tenido que irse abriendo espacio, reduciendo el hábitat de muchas otras especies y extrayendo poco a poco la materia prima de la tierra, como el petróleo, los minerales, el agua, la madera,  y  un sinnúmero de recursos más. En nuestro diario vivir emitimos muchos gases a la atmósfera, producimos grandes cantidades de desechos y creamos un impacto en el planeta, del que muy pocas veces nos damos cuenta.

Es indispensable que tomemos en cuenta que debemos respetar, cuidar y vivir en equilibrio con la naturaleza, ya que ésta nos brinda protección y recursos, que son indispensables para nuestra vida y para el desarrollo de la humanidad. Es deber no solo de las personas sino también de las  empresas, devolver al entorno y en especial a la naturaleza lo que hemos tomado de ella, para de esta manera reducir el impacto ambiental, social y económico que causamos.

Está en nuestras manos el responsabilizarnos de esta interacción, y el actuar bajo los principios de la Responsarbolidad, que es la responsabilidad de plantar árboles, con el fin de que estos neutralicen y minimicen  los efectos contaminantes de nuestro diario vivir. Todos podemos plantar árboles que captarán el dióxido de carbono emitido por nuestras sociedades, producirán oxígeno, también protegerán el suelo,  preservarán nuestras fuentes de agua y además serán el hogar de muchas especies de animales. Todos podemos responsarbolizarnos y motivar a nuestras empresas y a nuestras familias para que también lo hagan.

Nuestra responsabilidad como ciudadanos, también incluye que debemos preocuparnos por cuidar y mantener los árboles que ya existen en los bosques y en las ciudades. Cada persona debería saber en qué medida es responsable de la emisión de gases de efecto invernadero y cuántos árboles debería plantar para compensarlo, y así ser conscientes de la deuda individual en árboles que tenemos con nuestra madre tierra.El Equilibrio es la clave  para vivir en completa  armonía  entre el hombre y la naturaleza,  y depende de nosotros el salvar a nuestro planeta.

Nuestra responsabilidad en el manejo de los recursos naturales hacia una mayor cultura forestal

Es vital reconocer el importante papel que cumplen todos los seres humanos en el buen manejo del bosque, ya que finalmente somos los consumidores de los productos que provienen de éstos. Los árboles, a través de un recurso renovable como es la madera, han generado energía para mover motores y generar calefacción, en base a ésta se ha formado la infraestructura necesaria para construir hogares, se han creado lápices y cuadernos en donde se ha podido escribir la historia de la humanidad, se han construido barcos que nos han permitido descubrir nuevos continentes, se han edificado puentes que han unido pueblos; confección de muebles, puertas, pisos; pupitres de escuelas y colegios; y un sinfín de productos más.

Por esto, la demanda mundial de este indispensable bien crece cada día más, incluso más rápido que el nivel al cual está creciendo la población mundial. Actualmente, se comercializan en el mundo cerca de 200 000 millones de dólares en productos forestales, con una proyección a comercializar en 10 años cerca de 400 000 millones de dólares. La mayor parte de madera que se consume en el mundo, aún proviene de bosques nativos, motivo por el cual es necesario iniciar planes de reforestación masivos, que nos permitan crear fuentes alternas de materia prima.

Por tal motivo, es nuestro deber apoyar los planes de reforestación que ejecuta el estado y la empresa privada, ya que de estos depende nuestra provisión de materias primas renovables y la reducción de la presión sobre nuestros bosques nativos. Además, es nuestra responsabilidad exigir que la madera que utilicemos sea de origen legal y provenga de bosques bien manejados, para ser actores importantes en la conservación de los recursos naturales.

Es primordial tomar en cuenta que los recursos naturales renovables, como es el recurso forestal, se pueden regenerar y recuperar, y más aún, se pueden crear a través de la forestación y reforestación.

12

Dirección:

  • Av. Amazonas N31-62 y Eloy Alfaro. Edificio Comonsa 1 (CEDATOS) Piso 7 Oficina 7A
  • (593 – 2) 2555-024 / 2231-660 / 2232-660
© 2019 Comafors- All Rights Reserved